Bienvenido(a) a Grupo Linuxero del Bajío lunes, diciembre 17 2018 @ 12:01 CET

Software libre y feminismo

  • Autor:
  • Lecturas 1,096
Artículos

El título de esta entrada es demasiado ambicioso e impone unas expectativas difíciles de cumplir. Por tanto, debo advertir que me limitaré a enumerar una serie de eventos que han ocurrido últimamente en la esfera del software libre relacionados con el feminismo.

Me posiciono y parto de una premisa: la diversidad es vital para el desarrollo de cualquier organización. Para que esta diversidad florezca es indispensable la igualdad material y social de los individuos que la componen, abrazando y celebrando así sus diferencias específicas e individuales.

Llegado a este punto cabe preguntarse ¿Qué es el feminismo? Pues es la búsqueda de esa igualdad entre mujeres y hombres. No faltará el cuñado que zanje el problema diciendo "todos nacemos iguales ante la ley, todos somos ciudadanos" y se queda tan ancho. Ignora por completo las relaciones estructurales enraizadas en la sociedad. Parte de la suposición de que las legislación define la realidad, y si ésta no se ajusta a la ley, la responsabilidad recae en los individuos.

Las relaciones sociales que señalamos (a las que el cuñado cierra los ojos) están sustentadas en la distribución del poder de unos sobre otros, el poder que se le otorga al varón para oprimir y dominar a la mujer, y a este sistema se le llama patriarcado. Patriarcado es predicar que las mujeres no saben conducir; es imprecar a las chicas guapas que nos mandan injustamente a la friend zone, mientras asumimos que las feas no tienen derecho a la búsqueda de la satisfacción del deseo sexual; patriarcado es el techo de cristal en las jerarquías; es jactarse de que las mujeres no son capaces de dominar x habilidad o conocimiento (como la programación); patriarcado es concebir como natural el desequilibrio en la proporción de hombres y mujeres en una escuela, congreso, empresa, etcétera. Patriarcado también es el uso y abuso del cuerpo femenino como propiedad del varón. Patriarcado es la violación, tortura y asesinato de mujeres simplemente por ser mujeres, como ocurre en miles de casos, impunes, en México.

Pero el cuñado, tan ilustrado, sacará su As bajo la manga y nos referirá a un supuesto darwinismo social para justificarse. Sin recordar que esta teoría no sólo es científicamente falsa, sino que también ha sustentado el asesinato sistemático de millones de seres humanos en la historia. Es muy peligrosa, más que el creacionismo o la conspiración extraterrestre.

Y es por esto que el feminismo es imprescindible en nuestra sociedad. El feminismo está encargado de desmontar esta barbarie que nos ahoga. Y por eso, en mi opinión, es necesario un feminismo militante y combativo. Hay que incomodar a los machirulos; hay que abrir espacios de igualdad y respeto, donde los privilegios sean expuestos y rechazados, aunque muchos hombres maten, torturen o simplemente callen, para evitarlo.

Establecido el contexto, entremos al tema que nos interesa: El feminismo en la esfera software libre. Y permítanme comenzar lateralmente, en un área que no es software libre, pero es software: los vídeo-juegos. En el 2013, Anita Sarkeesian, publicó una serie de vídeos en youtube donde analizó el papel de los roles femeninos en los vídeo-juegos a lo largo de su historia. Véanlos. Son muy interesantes. El resultado fue hostigamiento, amenazas y chantajes por parte de gamers varones, por lo general blancos occidentales. Hablamos de amenazas de muerte y la exposición pública de sus datos personales y privados en la red, no de cualquier friolera.

El ataque se coordinó junto con otros objetivos, otras mujeres que decidieron plantarle cara a la misoginia existente en la industria de los vídeo-juegos, lo que finalmente se convirtió en llamado #GamerGate. Sin embargo, la polémica contenida en este hashtag fue más allá, debatiendo aspectos como la ética en el periodismo especializado de vídeo-juegos.

Entrando ya en el tema de la programación, este mes la revista Model View Culture, que se define como un espacio para la crítica cultural y social, que busca la diversidad en las comunidades tecnológicas, publicó un número sobre la cultura de exclusión y machismo que hay en la programación de computadoras. Su fundadora, Shanley Kane, tuvo otra experiencia de abuso, hostigamiento y chantaje después de publicar varios tweets, en su cuenta personal, criticando la personalidad agresiva de Linus Torvalds como mantenedor de Linux, por ejemplo:

@shanley: Linux: You don't need Linus Torvalds. Kick him the *censormode* out. -
2015-01-15 23:04:01

Linus Torvalds es, en muchas ocasiones, abusivo como mantenedor del kernel y él mismo lo admite: "no soy una persona agradable". Algunos ven en esta agresividad la llave para el éxito del proyecto. Personalmente, ya no me lo creo. Y Shanley tampoco. Muchas personas le han mentado la madre directamente a Linus, han intentado boicotear el proyecto y hasta defenestrar a Torvalds, sin llegar a nada. Pero en esta ocasión quien lo intentó fue una mujer y esto fue algo que muchos machirulos no pudieron soportar.

Más recientemente, justo este fin de semana, el FOSDEM, uno de los eventos con más tradición dentro del software libre, está siendo criticado severamente por no incluir un código de conducta y una política explícita contra el hostigamiento.

Los código de conducta y las políticas de hostigamiento son importantes en los asociaciones, en las empresas, así como en los eventos. Su objetivo es hacer explícito que se dispone de un espacio seguro para los grupos tradicionalmente oprimidos por el varón-blanco-inteligente-rico, en particular a las mujeres. Y que tienen a su disposición una arma de destrucción masiva para su protección y salvaguarda, que no será usada en su contra.

Y el tema seguiría para mucho más, pero aquí me detengo. Creo que he cumplido con lo que quería contar. Espero haber dejado algo en qué pensar para mejorar, como personas y como comunidad.