Bienvenido(a) a Grupo Linuxero del Bajío miércoles, mayo 12 2021 @ 01:33 CEST

Ya regresé del Congreso de Xalapa Veracruz

  • Autor:
  • Lecturas 1,752
Choros Viejos Pues sí chavos, he regresado del congreso. Tuve la oportunidad de ver en persona a Richard Stallman, a Salvador Ortiz, al Pupilo, alias Arturo Espinoza y a mucha gente más.

A continuación una relación cronológica de lo que pasó.

Me fui el miércoles a las 6am a México, y de ahi a Xalapa llegando a la biblioteca de la Universidad Veracruzana. Es un campus precioso, la biblioteca estaba en la unidad más reciente, el edificio novísimo, de estilo modelo, con muchas computadora para revisar el catálogo en línea (que fácilmente se podía crackear para leer navegar en Internet). Llegué a las 4pm, la conferencia del Pop había terminado. Me fui a la de Clusters y de ahí me fui a buscar hotel. Una vez instalado, me dispuse a caminar por el centro de la cuidad.

Prácticamente me enamoré de Xalapa. Por suerte me tocó un clima muy benigno, templado. La ciudad es pequeña y la vigilancia policiaca mucha, lo que la convierte en una capital de estado muy tranquila. Me metí a un lugar que se llama Café Lindo: ¡guau! ¡mi sueño hecho realidad! Es como un bar grande donde puedes pedir desde cualquier tipo de café a cualquier tipo de bebido alcoholica, pasando por la cerveza y además puedes pedir para comer, cenar o lo que sea; música en vivo -el primer día hubo un grupo que tocaba a José José y trova pero con ritmos caribeños y el segundo y tercer tocó un grupo de betarros con rock suave también viejo-; además iban muchas chavas solas o grupos de amigas y muchas estaban mmmmmamis.... Una belleza muy especial es la que se ve por esos lares. ¡Tanta carne y yo chimuelo!

El siguiente día me desperté, me fui a la universidad (caminando estaba a 15 minutos del hotel donde me hospedé) y me encontré con Saúl, quien había viajado toda la noche anterior. Tomamos el tutorial del GTK+/Gnome que impartió el Pupilo, quien inmediatamente se hizo de admiradoras que lo siguieron durante todo el congreso en séquito. Luego siguió la conferencia de Salvador Barquín, quien a duras penas pudo controlar al auditorio, ya que su particular forma de hablar (¿no?) causó barullo. Continuó (hubo muchos cambios en el programa) el tutorial de Clusters, donde pudimos apreciar un cluster de 2 máquinas que calculaban pi. Continuó la conferencia de Gunnar Wolf, quien habló sobre la seguridad en software libre que se puede resumir así: "Linux es totalmente inseguro, pero la distribución más decente es Debian; lo más seguro que podemos encontrar es OpenBSD".

Finalizando el día todos nos fuimos al hotel donde la mayoría se hospedaba, cerca de la central a tomarnos unas escasísimas cervezas y a discutir acatarrodoramente acerca de e-mexico y el proyecto del grupo de usuarios de Monterrey sobre un consejo nacional de guls. Finalmente regresé a mi hotel, no sin antes pasar por el Café Lindo.

Al día siguiente comenzamos con una conferencia sobre Debian, por parte Thomas Bliesener, quien habíamos tenido el gusto de conocer la noche anterior, junto con Verónica Serrano. Después tuvo a bien dar su tutorial sobre Perl, Salvador Ortiz. Permítanme alabar los conocimientos tan profundos del Salvador sobre Perl, con una formalidad impecable. Aunque el tutorial fue muy básico (sobre el manejo de variables), realmente me quitó muchas lagunas que había dejado cuando comenzé a trabajar con Perl.

Siguió la conferencia de Julio Cesar Margain, el responsable del proyecto e-Mexico. Prácticamente, a mi juicio, no digo nada. Finalmente, la conferencia magistral: Richard M. Stallman.

Richard Stallman es un genio, pero es un genio pedante, aburrido, mamón, reiterativo, maniqueo, dogmático, cuadrado, intransigente, necio... y tal vez esto le ha ayudado a lograr lo que lo que se ha propuesto, pero también lo hace una persona insoportable, y más cuando da la conferencia en español. Su conferencia fue sobre los mismo de siempre: como fue que se creo el proyecto GNU y las libertades que defiende el Copyleft.

El sábado en la mañana, nos fuimos Saúl y yo al hermoso puerto de Veracruz. Precioso lugar, un delicioso café de los portales, porteñitas por todos lados y un calor impresionante....

Vale
Ceyusa